Conozcamos un arte marcial: El Wushu Sanda

Wushu Sanda, un arte marcial chino un tanto desconocida ya que no goza de la popularidad que tienen por ejemplo el judo, karate o aikido.

Nos podemos referir al Wushu Sanda como Sanda únicamente o San shou, que traducido literalmente significa “combate libre”, y es la modalidad de combate deportivo del Wushu tradicional chino, el término Wushu a secas significa “artes marciales” y es un nombre que representa a todas las disciplinas marciales de China, aunque en occidente también utilizamos el término, mucho más conocido, de Kung-Fu en vez de Wushu.

Wushu Sanda Campeonato

Por lo tanto, vamos a centrarnos en su modalidad deportiva, el Sanda. Como deporte oficial nace en 1990, año en el cual el Wushu y todas sus modalidades, incluido el Sanda, son introducidos como oficiales en los XI Juegos Asiáticos, también, en ese mismo año, se fundó la Federación Internacional de Wushu (IWUF), que es un organismo que se encarga de dirigir, difundir y reglamentar las diferentes modalidades. Pero esto no quiere decir en absoluto que el Sanda se creara en 1990, esta es la fecha en la que se consolida como deporte oficial, ya que los primeros reglamentos de este deporte datan de la época de la Dinastía Song (960-1279) y no han variado mucho desde entonces.

Se trata de un método de lucha que está muy influenciado por el boxeo tradicional chino, en el que derribar, proyectar contra el suelo y golpear con las piernas es legal, de hecho, visualmente tiene bastante similitud con el Kick Boxing o el Muay Thai, añadiendo bastantes proyecciones.

Así pues, un combate de Sanda se caracteriza por disputarse en un cuadrilátero que recibe el nombre de Lei tai de 8 por 8 metros de superficie y una elevación de 60 cm. Los participantes amateurs deben llevar un equipo que consta de casco, peto, coquilla, espinilleras, protector bucal y guantes de boxeo, en determinadas competiciones de mayor dureza únicamente se emplean como protecciones los protectores bucales y testiculares además de los guantes. Estos combates se disputan al KO, por lo que la intensidad puede ser elevada, se deben ganar 2 de 3 asaltos para vencer el combate. En caso de no llegar al KO ninguno de los oponentes el vencedor será el que más puntos haya acumulado durante el transcurso del combate, puntos que se obtienen realizando golpes certeros en cabeza o cuerpo. Cada asalto dura 2 minutos y hay un descaso de 1 minuto entre cada uno de ellos. Como técnicas de combate están permitidas las patadas, puñetazos, proyecciones y agarres, todas ellas en cualquier zona del cuerpo exceptuando los testículos, cuello, nuca y parte posterior del cráneo, las luxaciones están prohibidas. Está permitido el clinch (agarrarse pegado al oponente, como en los combates de boxeo) durante solo unos segundos, si trascurridos estos segundos el agarre no se rompe, será el árbitro el que intervenga.

Un combate de sanda:



 

Los participantes se dividen según su peso en categorías, que son 11: Hasta 48 kg, hasta 52 kg, hasta 56 kg, hasta 60 kg, hasta 65 kg, hasta 70 kg, hasta 75 kg, hasta 80 kg, hasta 85 kg, hasta 90 kg y por último más de 90 kg.

Actualmente el Sanda no es un deporte muy conocido en nuestra sociedad, donde más popularidad acapara es, lógicamente, en China, disputándose gran cantidad de torneos a lo largo del año con un gran número de participantes, torneos que en ciertas ocasiones pueden llegar a durar cerca de una semana.

Después de China, en países como Rusia o Armenia también goza de cierta popularidad. Se trata de un deporte en expansión y en España ya son bastantes centros los que imparten clases de este deporte que poco a poco va haciéndose un hueco dentro de la amplia gama de artes marciales.



 

 

También te podría gustar...