Conozcamos un poco mejor los Juegos Paralímpicos.

Todos sabemos que cada 4 años tienen lugar, en una ciudad distinta cada vez, los Juegos Olímpicos u Olimpiadas, un gran evento en el que se reúnen los mejores deportistas del mundo en numerosas modalidades deportivas y que compiten por alcanzar una medalla, especialmente la de oro. Quizá, lo que no conozca tanta gente es que tras disputarse las Olimpiadas, en la misma ciudad donde se han celebrado tienen lugar también los Juegos Paralímpicos, en los que compiten atletas que padecen discapacidades físicas, mentales o sensoriales. Además existen también los Juegos Paralímpicos de Invierno

Este evento se fundó en el año 1960 gracias al neurólogo Ludwig Guttmann, y en la actualidad están regidos por el Comité Paralímpico Internacional (CPI). La bandera que representa a estos juegos contiene el logotipo del CPI en el que aparecen tres elementos de colores rojo, verde y azul, ya que son los colores más comunes en las banderas de todos los países.

Antes de la fundación de los Juegos Paralímpicos, algunos atletas con discapacidades ya habían competido en los Juegos Olímpicos, como por ejemplo el gimnasta George Eyser, en el año 1904, que necesitaba una prótesis en una de sus piernas.

Los primeros Juegos Paralímpicos que se celebraron de manera oficial fueron los de Roma 1960, en los que participaron 400 atletas provenientes de 23 diferentes. Desde este año hasta 1976 solo podía participar atletas en silla de ruedas, a partir de 1976 se permitió la participación al resto de atletas que padecías diferentes discapacidades.

La tradición de celebrar estos juegos en la misma ciudad que han tenido lugar los Juegos Olímpicos, inmediatamente después de su finalización y utilizando las mismas instalaciones, empezó en Seúl, en el año 1988.

De la misma manera que en las Olimpiadas, en los Juegos Paralímpicos tienen lugar las ceremonias de apertura y clausura. La de apertura se inicia izando la bandera del país que los organiza y se canta su himno, todos los atletas participantes desfilan agrupados según su nacionalidad y se puede disfrutar de representaciones teatrales, bailes y danzas típicas del país anfitrión. Al finalizar se lleva la antorcha Paralímpica al centro del recinto y se pasa el fuego al pebetero.

En la ceremonia de clausura desfila un participante de cada país llevando su bandera, se baja la bandera paralímpica y se iza la del siguiente país que será anfitrión de este evento a la vez que suena su himno nacional. Cuando el fuego del pebetero se apaga se dan por concluidos los juegos.

Las discapacidades que han de sufrir los atletas para poder participar se han dividido en 10 categorías que incluyen las físicas, visual e intelectuales, de manera que dentro de cada deporte se pueden establecer categorías en las cuales competirán entre si atletas con la misma discapacidad, además de existir las habituales categorías masculina y femenina.

Discapacidades físicas:

  • Discapacidad de potencia muscular: cuando los músculos son incapaces de producir la potencia que se considera normal, suele ocurrir tras una lesión de médula espinal, espina bífida o polio.
  • Discapacidad de rango de movimiento pasivo: cuando una o varias articulaciones tienen un rango de movimiento reducido.
  • Pérdida de algún miembro o deficiencia de éste: cuando falta total o parcialmente un brazo o pierna debido a algún trauma, enfermedad o deficiencia congénita.
  • Corta estatura: cuando la estatura se ve reducida como consecuencia de piernas o tronco cortos. Puede ser consecuencia de falta de huesos o debido a un déficit músculo-esquelético.
  • Hipertonía: cuando existe una tensión anormal en los músculos que les impide estirarse de manera natural. Se da el caso cuando se padece parálisis cerebral.
  • Ataxia: cuando existe una pérdida de coordinación de los movimientos musculares.
  • Atetosis: cuando existe dificultad para mantener una postura simétrica, además de padecer desequilibrios y movimientos involuntarios.

Discapacidad visual: cuando existe pérdida de visión total o parcial. Los atletas que padecen esta discapacidad pueden participar acompañados por un guía.

Discapacidad intelectual: cuando existe discapacidad en el funcionamiento intelectual o cognitivo.

 

La realización de los Juegos Paralímpicos supone todo un logro en el apartado de la inclusión social de los atletas que padecen algún tipo de discapacidad, y que pone de manifiesto que, pese a padecer cualquier problema físico o psíquico, es posible llegar a convertirse en deportista de élite.

También te podría gustar...